DesconectARTE

Helen Combart-
Snorkelthai (acrílico sobre lienzo)

Helen Combart deja los pinceles, se va de vacaciones y se convierte en Dalai Dama. Oh yeah!

Everything is possible. Everywhere in the world. But you must make it happens as well.

#Tailandia es el país donde todo es posible. Sólo tienes que dejar que suceda. Yes!
Un día puedes despertarte porque hay #monos en tu tejado. Wow!
Puede que un #elefante se enamore de ti. Ooooh…
Puedes perder el #pasaporte en la #isla de #KohSamui y encontrarlo en #Railay, una isla al otro lado del Gulf of Thailand. Really?
Seguro que en algún momento estarás tomando el #sol y la #arena desaparecerá. Ouch!
Estarás sudando a 40 grados y de repente aparecerá la #tormenta del siglo. Arghhh…
O una mañana verás ¡que ya no hay agua en tu #playa! Ups…
Te parecerá extraño, pero los #thailandeses pueden leer tu mente y saben lo que quieres. Ok! Es más, saben, antes que tú, la #excursión que quieres hacer. Eing?
Y en #Bangkok nunca sabrás si te están timando o ayudando. Ecs/Ocs! Porque en Tailandia todo puede pasar. Y en tu #vida, también.

#Busca, #bucea, #explora. Y recuerda que lo más valioso está en el fondo… (del #mar).

EncantARTE

quartierdefleurs
Quartier des fleurs (acrílico sobre lienzo)

Vuelvo de París y me sorprendo a mi misma cuando me preguntan qué me ha parecido.
“Es una ciudad impresionante. No hay para tanto. “
“Está sucia. Forma parte del encanto.”
“Es carísima. Los lujos se pagan.”
“Los franceses son muy amables. Los franceses son fríos y distantes.”
Y es que París es exactamente esto: una ciudad de contrastes. Porque ahora resulta que lo imperfecto es bello, y lo sucio es bohemio. Lo viejo tiene años de historia. Y la alta cocina parisina se resume a crepes y quiches.
La llamada ciudad del amor o ciudad de la luz es carísima y sucia. Y también es maravillosa e impresionante. Pero no pasa nada, porque tiene encanto. O como dicen los franceses: París, c’est chic.

ConcentrARTE

Mindfulness (acrílico sobre lienzo)
Mindfulness (acrílico sobre lienzo)

Me han hablado de un lugar maravilloso. Me han dicho que allí no existe la tristeza ni el dolor. Un lugar donde ni siquiera recuerdas quién eres. Sólo existe el presente. Vives en el aquí y en el ahora. Y no te importa nada que no sea real. Respiras profundamente cada milésima de segundo. Y no te preocupas por el paso del tiempo. Dicen que te olvidas de dónde vas. Que ni siquiera te lo planteas. Porque el camino en sí ya vale la pena. Y eres consciente, más que nunca, de lo que quieres. Sólo basta con concentrarte y no sentir nada en especial. No tienes que intentar ir a ningún sitio; sólo permitirte a ti mismo estar donde ya estás.

Quiero descubrir ese lugar. Y quiero que vengas conmigo.

IlusionARTE

Jardín de ilusiones
“Jardín de ilusiones” (acrílico sobre lienzo)

Mil ideas pasan por mi cabeza. Surgen, una detrás de otra, sin pedir permiso. Están ansiosas. Aparecen. Unas sin esperarlas. Otras, por sorpresa. Algunas sólo son pequeños espejismos de ilusiones y desaparecen sin dejar rastro. Otras, crecen, se hacen grandes y bellas. Éstas se convierten en proyectos. Se hacen fuertes. Desprenden energía y alimentan nuestra alma. Y nosotros, con ellas, crecemos e iniciamos un camino. No sabemos dónde nos van a llevar. Las seguiríamos hasta el infinito y más allá si hiciera falta.
Éste es mi jardín de ideas. Ideas que nacen de la ilusión y se merecen brillar. Ideas que iluminan mi vida y todo lo que me rodea.

DisfrazARTE

Carnavalera
“Carnavalera” (acrílico sobre lienzo)

¡QUÍTATE LA MÁSCARA! Me gusta lo que hay detrás. Me encanta que seas auténtica, que no te avergüences de ser como realmente  eres. Que te dejes llevar por tus instintos. Que te diviertas sin tener que disfrazarte. Que rompas leyes y des la espalda a convenciones. Que odies los tópicos. Que no te ocultes. Que seas tú misma.

Ser auténtica no significa ser buena ni mucho menos perfecta, sino simplemente ser, con las virtudes y también con los defectos. Porque hay máscaras que lloran por fuera, y sonríen por dentro.

GustARTE

Marieta japo
“Atracón de sushi” (acrílico sobre lienzo)

Éste es el resultado de un atracón de sushi en el restaurante Matsuri de Barcelona. Y ésta es mi reflexión post-atracón:

Os presento LA MUJER QUE NOS GUSTARÍA SER.

Fuerte como una roca. Con una personalidad arrolladora. Delicada y femenina. Comprensiva al límite. Perseverante en todo lo que se propone. Sensible observadora. Luchadora incesante. Cariñosa cuando tiene que serlo. Firme cuando es necesario. Positiva por naturaleza. Curiosa con todo lo que le rodea. Con un corazón guerrero y una mirada dulce. No tiene miedo a equivocarse. Se ríe de sus errores y aprende de ellos. Toma las riendas de su vida para escribir su propia aventura. Comparte amor. Es preciosa.

Así es mi amiga María. La persona que me ha inspirado a pintar este cuadro. Sabes que cada día está lleno de momentos irrepetibles que tenemos que disfrutar.